Translate

sábado, 31 de diciembre de 2016

Feliz año nuevo

Desde esta ventanita os quiero desear un 2017 lleno empatía, ganas de entender el alma de los demás, con menos juicios y mas miradas al corazón.
Y recordando a todos los maestr@s que "los alumnos aprenden con nosotros, sin nosotros y a pesar de nosotros" (Angélica Olvera)
Los maestros somos acompañantes en la enseñanza. Los protagonistas y los héroes de la educación son los niñ@s.
FELIZ AÑO NUEVO.😉

miércoles, 21 de diciembre de 2016

UN LUGAR SEGURO

¿Qué es un lugar seguro? 
Es ese lugar en el que nos sentimos protegidos y al que vamos, física o imaginariamente, cuando queremos aislarnos de lo que nos rodea, cuando queremos sentirnos protegidos, cuando buscamos pensar o no pensar, cuando buscamos en nuestro interior...
¿Cómo es? 
Está "hecho a la carta". Hay tantos lugares seguros como personas, ninguno es igual, todos son diferentes. Cada lugar seguro tiene eso que necesitamos cada uno de nosotros para estar bien y tener "bien estar".
¿Cuándo acudimos a él?
Ir al lugar seguro de cada uno está en función de sus necesidades. Acudimos a protegernos cuando estamos mal por algo que ha sucedido, cuando sentimos miedo o angustia, cuando estamos tristes...
¿Es siempre el mismo lugar?
En la mayoría de las ocasiones sí, pero no podemos afirmarlo categoricamente. Nosotros creamos nuestro lugar seguro en función de las necesidades que tengamos, aunque normalmente el sitio que imaginamos es siempre el mismo y lo que puede cambiar son pequeños aspectos.

Contamos todo esto porque nosotros hemos viajado a ese lugar, cada uno al suyo, a raíz de una relajación del libro "TRANQUILOS Y ATENTOS COMO UNA RANA", que se llama El lugar seguro.




Tras escuchar y hacer la relajación el aula quedó en absoluto silencio y todos los peques escucharon lo que había que hacer, la propuesta era dibujar ese lugar seguro que nos habíamos imaginado, cada uno el suyo. Para ello lo íbamos a hacer en silencio, sin interferir en el trabajo del otro para que no pudieran existir "contaminaciones" e inclusiones en dibujos de cosas que no eran propias.
Salieron lugares realmente bellos, conocidos y desconocidos, próximos y lejanos, llenos de detalles o rodeados de la belleza de la simplicidad, con muchos colores o pocos, acompañados de palabras y deseos y otros llenos de mensajes entre los dibujos... Os dejo una muestra.

Algunos se sienten seguros en casa...



Y da igual cómo sea la casa, se sienten seguros en ellas porque en ellas están quienes más quieren: sus papás..., aunque a veces haya cinco cerrojos, no se dibujen o lo hagan fuera.




Otros buscan lugares lejanos, casi al lado de las estrellas, inventados por ellos mismos (le ponen el "mi") rozando la búsqueda del paraíso.
 Y por último están los que buscan un lugar seguro en su interior, en sus sentimientos, en sus necesidades... Son aquellos que buscan su lugar en una sonrisa, en la libertad, el silencio o la tranquilidad..., entre otras cosas.


Independientemente del lugar creado, elegido, soñado, imaginado..., lo importante es dar el espacio para que se cree, porque todos necesitamos un lugar personal en el que nos encontremos con nosotros mismos.


jueves, 8 de diciembre de 2016

La importancia de escuchar.

"Cuando el maestro entra al aula todo el alumnado escucha lo que tiene que decir, pues es sumamente importante la palabra del Magister" Esto se decía años atrás, muchos años atrás, yo no lo escuché pero sí lo viví, lo importante es lo que dice el profesor. Pero me temo que las cosas van cambiando poco a poco y que el maestro debe llegar al aula con los oídos bien abiertos atento a lo que dicen sus alumnos, porque ellos tienen la llave de "su aprendizaje".
Cuando terminó la clase de sociales del jueves pasado se acercó una de mis pequeñas y me dijo si podía preguntarme algo. Le contesté que si la pregunta era para mí o podíamos hacerla para toda la clase. Ella me dijo: -para todos.
Su pregunta fue la siguiente: ¿un bebé puede ver muertos?
Me quedé de piedra porque nada de lo que habíamos hablado en ese día y hasta ese momento nos llevaba a esa pregunta. Pero ella tenía esa necesidad y la trajo al aula cuando se vio con la seguridad de hacerlo.
El tema de la muerte es muy inquietante para ellos a estas edades y pocos adultos damos las respuestas necesarias para tranquilizar y eliminar miedos, porque tratamos la muerte como un tabú.
A esta peque le contesté que no sabía si los bebés veían espíritus, pero si así fuera lo que perciben serian energías de seres queridos que les protegen.
A partir de ahí se desató un debate sobre la muerte y todos querían contar cómo había muerto algún familiar. En ese momento decidí que la clase no podía ser para generar angustia sino más bien para calmar ansiedades, así que yo lancé otra pregunta... ¿qué hacer para sentir menos dolor cuando alguien se muere?
Unánimemente coincidían todos, decían que había que recordar a esa persona y los buenos momentos vividos con ella. Y surgió la idea, entre todos, de escribir una carta a ese ser querido que no está o está enfermo y expresarle nuestros sentimientos. Así lo hicimos y el resultado fue precioso.
Dejamos algunas de estas cartas aunque por respeto a los alumn@s, sus sentimientos y vivencias familiares y personales vamos a omitir sus nombres.







Pues después de estas maravillosas cartas, nos preguntamos qué hacer con ellas y la respuesta fue sencilla: -las metemos en un sobre y se las damos a quien queramos... o nos las quedamos nosotros. 
Así que hicimos sobres, cada uno el suyo y a su manera y en él pusimos a quien queríamos dárselo.






 A  este momento le siguieron otros días después, pues este tema tan inquietante para niños y adultos  no podía quedar así en clase. Una de las peques tiene muchos miedos acerca de esto y así lo hace llegar al aula. Por ello sacamos nuestra caja de muñequitos que utilizamos para miles de cosas y le pedimos que coloque a su familia...

Le pedimos que nos diga quién en cada uno y qué curioso que coloca a su abuelo al que quiere tanto mirando en otra dirección al resto de la familia y a su hermana también. 
La preguntamos si nos dejan cambiar algo de la posición de los muñecos y accede. Este es el resultado...
  Coloca a su familia entendiendo que los papás cuidan de los hijos y los hijos no pueden hacerse cargo de los problemas de los papás. De nuevo vuelve a colocar a su abuelo mirando a otro lado, hacia atrás... y ella sola dice : a lo mejor ya no quiere ser mayor y quiere ser pequeño otra vez y ya no quiere cuidarnos más.         

 Yo solo contesté,: entonces habrá que respetar lo que decida él que es el mayor.
Para terminar contamos el cuento "No es fácil pequeña ardilla" , la peque queda más tranquila y le hacemos una propuesta... que elija un peluche, le ponga el nombre del abuelo y duerma abrazada a él para recordar cosas bellas que hayan vivido juntos (tiene miedos por la noche y ha vuelto a dormir con los papás, lo que genera angustia en estos)
Aquí os dejo el cuento....

Y ahora me pregunto yo...¿qué hubiera pasado si hubiéramos hecho oídos sordos a la pregunta inicial que nos llevó a todo esto? Y además para los preocupados por el desarrollo de las competencias del alumnado que no usan libro diremos que hemos trabajado la competencia social y ciudadana, la cultural y artística, comunicación llingüística, aprender a aprender,autonomía e iniciativa personal y conocimiento e interacción con el mundo físico. Nos falto la matemática y la informática, pero vaya a usted a saber que hubiera pasado si hubiéramos seguido con ello...

Gracias a mis chicos de 2ºB por todo lo que me regalan.

sábado, 3 de diciembre de 2016

¡SOMOS ESCRITORES!

Nos encanta escribir, es algo que estamos haciendo con soltura y que nos gusta. Eso sí, siempre y cuando nadie nos diga qué es lo que tenemos que hacer, pues suficiente imaginación tenemos ya nosotros solitos.

Los libros de texto no son "Santo de devoción" de la clase, o más bien de la profesora, pero a raíz de una actividad que venía en ellos pudimos encontrar otro camino a la propuesta de la editorial, un camino que nos llevó a elaborar microcuentos y ponerlos en el pasillo del cole para que todo aquel que quisiera pudiera cogerlos, leerlos y luego devolverlos.

Aceptamos críticas, siempre y cuando sean constructivas, consejos, devoluciones de esos cuentos por escrito o de palabra..., y todo aquello que se le pase por la imaginación a cualquiera que los lea.

Queremos dar las gracias de manera muy especial a Vídal, el maestro de 6ºA que a raíz de leerse nuestros cuentos nos hizo una poesía preciosa que vino a leernos a clase y arranco los aplausos de un público entregado y agradecido. Es fácil trabajar y continuar en la tarea cuando el trabajo es reconocido.













GRACIAS VÍDAL