Translate

miércoles, 21 de diciembre de 2016

UN LUGAR SEGURO

¿Qué es un lugar seguro? 
Es ese lugar en el que nos sentimos protegidos y al que vamos, física o imaginariamente, cuando queremos aislarnos de lo que nos rodea, cuando queremos sentirnos protegidos, cuando buscamos pensar o no pensar, cuando buscamos en nuestro interior...
¿Cómo es? 
Está "hecho a la carta". Hay tantos lugares seguros como personas, ninguno es igual, todos son diferentes. Cada lugar seguro tiene eso que necesitamos cada uno de nosotros para estar bien y tener "bien estar".
¿Cuándo acudimos a él?
Ir al lugar seguro de cada uno está en función de sus necesidades. Acudimos a protegernos cuando estamos mal por algo que ha sucedido, cuando sentimos miedo o angustia, cuando estamos tristes...
¿Es siempre el mismo lugar?
En la mayoría de las ocasiones sí, pero no podemos afirmarlo categoricamente. Nosotros creamos nuestro lugar seguro en función de las necesidades que tengamos, aunque normalmente el sitio que imaginamos es siempre el mismo y lo que puede cambiar son pequeños aspectos.

Contamos todo esto porque nosotros hemos viajado a ese lugar, cada uno al suyo, a raíz de una relajación del libro "TRANQUILOS Y ATENTOS COMO UNA RANA", que se llama El lugar seguro.




Tras escuchar y hacer la relajación el aula quedó en absoluto silencio y todos los peques escucharon lo que había que hacer, la propuesta era dibujar ese lugar seguro que nos habíamos imaginado, cada uno el suyo. Para ello lo íbamos a hacer en silencio, sin interferir en el trabajo del otro para que no pudieran existir "contaminaciones" e inclusiones en dibujos de cosas que no eran propias.
Salieron lugares realmente bellos, conocidos y desconocidos, próximos y lejanos, llenos de detalles o rodeados de la belleza de la simplicidad, con muchos colores o pocos, acompañados de palabras y deseos y otros llenos de mensajes entre los dibujos... Os dejo una muestra.

Algunos se sienten seguros en casa...



Y da igual cómo sea la casa, se sienten seguros en ellas porque en ellas están quienes más quieren: sus papás..., aunque a veces haya cinco cerrojos, no se dibujen o lo hagan fuera.




Otros buscan lugares lejanos, casi al lado de las estrellas, inventados por ellos mismos (le ponen el "mi") rozando la búsqueda del paraíso.
 Y por último están los que buscan un lugar seguro en su interior, en sus sentimientos, en sus necesidades... Son aquellos que buscan su lugar en una sonrisa, en la libertad, el silencio o la tranquilidad..., entre otras cosas.


Independientemente del lugar creado, elegido, soñado, imaginado..., lo importante es dar el espacio para que se cree, porque todos necesitamos un lugar personal en el que nos encontremos con nosotros mismos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario