Translate

miércoles, 10 de mayo de 2017

MERMELADA DE FELICIDAD



Las clases con amor dan mucho de sí... En esta ocasión nos acompañó un cuento con el mismo nombre de esta entrada. En él, Zulma, una niña, va de excursión con sus padres y van a hacer mermelada de felicidad. Sólo tienen que estar muy atentos a lo que ven, oyen, saborean, tocan y huelen. Y el final del cuento termina como terminó el final del cuento de las clases de 2º... Haciendo mermelada de felicidad.

Repartimos a los peques trozos de folios de colores. En ellos tenían que escribir que les gustaba ver,oler, tocar... Y cómo se sentían. Las frases comenzaban con ..."me encanta..." "me gusta..." "me chifla"... Poco a poco e indagando en aquello que les gusta salieron cosas tan bonitas como que les gusta oler la comida de mamá. Y también frases tan simples y difíciles de alcanzar como que les gusta sentir los sentidos... Es MARAVILLOSO.

Respecto al cuento es precioso y lo recomiendo encarecidamente, pero es necesario cuestionarnos sobre qué es aquello que nos hace felices, a nosotros y a nuestros alumnos e hijos.

El cuento habla sobre una excursión al campo y la felicidad consiste en vivir esa experiencia con todos los sentidos al 100%, disfrutando de las personas con las que se está en ese momento... Es muy difícil estar para los demás en esta sociedad actual, no hay tiempo, pasamos muchas horas en el trabajo (a todos nos gustaría tener un mejor horario), el trabajo en casa a veces nos sobrepasa (yo en este aspecto no llego), los deberes y estudios de los niños nos ocupan gran parte de las tardes... Todo esto es cierto, pero la calidad del poco tiempo que dedicamos a nuestros pequeños es esencial.

Hay momento mágicos; el cuento de las buenas noches, las cosquillas mientras les ponemos el pijama, las conversaciones mientras vamos en el coche,... Cualquier momento es una oportunidad para estar para los otros y obtener los ingredientes que nos permitan fabricar nuestra mermelada de felicidad.

En las asambleas que hacemos en clase todos quieren contar lo que han hecho y siempre cuentan sobre su familia, qué han hecho con papá y mamá, con los hermanos, los abuelos ¡qué importantes son los abuelos!... Somos seres sociables, necesitamos de los otros, somos una tribu y así pues es como nos criamos. No hay videojuegos, series de televisión, móviles ni cualquier otra tecnología que sea capaz de sustituir a la TRIBU.





No hay comentarios:

Publicar un comentario