Translate

jueves, 26 de enero de 2017

ESTÁN HABLANDO

Son las 9:00 de la mañana gran parte de los alumnos de mi clase de 2ºB son como gotas de agua, llegan poco a poco. 
En el aula se empiezan a escuchar múltiples frases y saludos:
- ¡Buenos días profe!
- Se me ha olvidado el desayuno.
- Alguien ha cambiado nuestra bandeja (de lapiceros y pinturas)
-¿Qué es eso profe?
- Bea hoy dijiste que íbamos a hacer....
- Me han empujado por las escaleras...
-Holaaaaaa!!!!!
-No gritamos...
... Y un sin fin de frases y comentarios que duran hasta las 9:10. A partir de este momento sólo nos faltan dos o tres peques para completar el aula y empezar la clase. Los demás ya vamos sacando el material y preguntándonos qué hacemos hoy.
Es jueves, primera hora de la mañana, nos toca mates. Hemos comenzado con la resta con llevadas y en general vamos muy bien. Comienza la explicación de lo que hay que hacer y cómo hacerlo. 
9:15 se abre la puerta y entra el último de mis chic@s. ¡Ahora estamos todos! Volvemos a retomar el asunto matemático. Tras la explicación todos sabemos lo que hay que hacer cada uno que se organice en la media hora que nos queda para hacerlo a su manera, método ABN, regletas, algoritmo tradicional, buscando a un compañero, a la profe...
Todos comienzan su tarea, todos menos un@.
Un peque "marea" una resta. Él ha venido a clase, pero ¿su alma? ¿dónde quedó su corazón para aprender hoy? 
En casa.
Esa es la respuesta. Su corazón quedó en casa. Cerramos su libro de mates y abrimos la caja de la familia. No podemos aprender si el alma quedó en asuntos del hogar, con mamá y papá. Vamos a traerles al aula, a ellos y los que quieran.
Pido que configure a su familia con nuestros muñequitos. Pero le cuesta mucho, le cuesta 15 minutos coger al muñequito que era su mamá, y no sabe ubicarla. Por fin lo hace.
El resto de la clase ya hace rato que dejo el lápiz, el libro, las regletas y todo lo demás para acompañar en silencio y con su mirada a su compañer@, nos necesita.
Como decía coloca a su mamá, después al que  llama papá pero no lo es, es "como si fuera papá", coloca a su hermana que no lo es pero "como si lo fuera", después se sitúa él, su hermana más pequeña y el hermano mayor. En este momento y cuando me dice que ya ha terminado yo introduzco una figura más:
-¿Quién es?-, me pregunta. 
-¿Quién crees tú?- le contesto.
-Mi padre- Lo dice muy claro a la vez que lo retira y le deja apartado, pero no dentro de la caja con los otros muñequitos.
Medio minuto después coge al muñeco que representa a su padre y comienza a recolocar a la familia. 
Pone a su papá y su mamá enfrente el uno de la otra, lo mismo hace con su figura y la de su hermano, y por último con la figura del compañero de su madre, su hermana (fruto de la relación entre su mamá y el que hace como si fuera su papá) y la hija de éste que es "como si fuera su hermana". Y termina diciendo: ESTÁN HABLANDO.
Yo no tengo nada que decir. Mi peque ya sabe lo que tiene que hacer. Una última petición sale de su boca:
- Bea ¿puedes dejar a mi familia en la mesa todo el día?. - Claro que sí, es más haremos una fotocopia en color y si quieres la ponemos para que te acompañe hasta que tú quieras. 
-Gracias Bea-
-A ti por compartir.
La clase de mates se ha acabado.




domingo, 15 de enero de 2017

COMPRAMOS, COCINAMOS Y..., DESAYUNAMOS.

Esta semana hemos salido de compras. No a las rebajas, que al ritmo que llevamos no lo descarto, si no al supermercado. Estamos viendo en Naturales la dieta saludable, la importancia de comer bien y que mejor manera que hacerlo en vivo y en directo. Nos propusimos hacer un desayuno saludable. Pero todo ello requería de una preparación.
Primeros nos organizamos en grupos y dentro de cada grupo había un secretario, un encargado del dinero y tres de buscar los alimentos en el pasillo correspondiente.
Hicimos la lista de la compra, no solo de alimentos, también de utensilios que íbamos a necesitar.

Pedimos ayuda a cuatro mamás/ papás, solo para que nos acompañaran, y nos fuimos al súper. 
Cada uno sabía lo que tenía que hacer. Llevaban su bolsa de la compra y diez euros cada equipo. Se tenían que hacer cargo de todo. De buscar y pedir los alimentos si era necesario, pagar y darse cuenta de las vueltas y que no les engañaran y de llevar la compra al colegio.
Así lo hicieron y salió estupendo.
Le agradecemos enormemente a Toñi, la cocinera del cole la ayuda prestada, nos calentó la leche y nos dejó algunos utensilios que no íbamos a comprar..., además no sabe en qué lío se ha metido porque nos ha ofrecido su ayuda para cualquier cosa que queramos hacer, y nuestras mentes pensantes están maquinando en trabajar las unidades de peso en mates haciendo un bizcocho...
Con todo esto no hemos trabajado solo la dieta saludable, además hemos trabajado la resta con llevadas, que hemos empezado a ver y que cada día la hacemos mejor mediante diferentes métodos (las regletas, ABN, algoritmo tradicional..., cada cual el que más fácil le resulte), hemos hecho la lista de la compra y con ello hemos trabajado lengua. En ciencias naturales hemos visto la dieta saludable y... ¡nos la hemos comido! Y por último hemos comprobado como nuestros pequeños se desenvuelven en situaciones de la vida cotidiana, quién va a la compra acompañando a mamá y papá, quién es autónomo para prepararse el desayuno, qué comemos en casa, quién está dispuesto a probar nuevos sabores... 
Ha sido una gran experiencia. Muy divertida y educativa. Como siempre digo... ¡si me motivas aprendo!







lunes, 9 de enero de 2017

Cuando el saber me interesa...

Otra manera de trabajar es posible en el aula, siempre lo he dicho y sigo creyendo en ello. Además no sólo lo es porque yo lo crea, si no porque la experiencia me ha demostrado que el nivel de motivación y compromiso es mucho más elevado ante situaciones que suponen un reto personal de búsqueda de información, análisis de la misma y exposición ante un grupo de personas.
Eso ha pasado en los grupos de sexto. Propusimos trabajar el tema de la salud. Ellos ya sabían muchas de las cosas que vienen en el libro, y las que no saben las aprenderán en poco tiempo. Pero estando ya en este nivel les propusimos a los chavales la realización de trabajos y la exposición de los mismos sobre cuatro temas que creemos que están muy próximos a ellos: la anorexia, la obesidad, el alcohol y las drogas.
Los resultados fueron muy buenos, personalmente me sorprendieron. Elaboraron unas presentaciones en power point fantásticas y unos lapbooks muy completos. Pero lo más sorprendente fueron los debates que se originaron en torno a esa información que traían y las preguntas que se hacían.
Para rematar el tema ellos mismos pusieron nota a sus compañeros de trabajo. Valoraron el esfuerzo y la labor que cada uno de ellos desempeñaron. Siendo muy justos y críticos. Enhorabuena chic@s.