miércoles, 15 de noviembre de 2017

TODO LO QUE QUIERES ESTÁ AL OTRO LADO DEL MIEDO

Hay una frase que dice " TODO LO QUE QUIERES ESTÁ AL OTRO LADO DEL MIEDO".
Pues está semana hemos intentado encontrar nuestros miedos,conocernos un poquito mejor y hacerles frente. 
"Yo mataré montruos por ti" es la historia de Martina una niña que tiene miedo de una monstruita hasta que la conoce y la reconoce en ella, entonces se acaban sus miedos. Lo mismo le pasa a Anitram, una mosntruita  que tiene miedo de una niña humana hasta que la conoce y la reconoce en ella misma.
Nosotros en clase hablamos de nuestros miedos. Tenemos mucho temor a la oscuridad, a los monstruos, a lo que hay debajo de la cama, a dormir solos, a los vampiros, a los asesinatos, a la sangre, a los sustos..., y podríamos seguir así hasta el infinito.
La cuestión es que todos esos miedos que tienen nuestros pequeños son en la mayoría de los casos infundados por los adultos. Normalmente se pasan a medida que van siendo mayores y van entendiendo que no son reales o no son suyos. Pero en otras ocasiones les producen bloqueos que pueden afectarles a nivel académico, tienen dificultades para aprender, a nivel social, tienen problemas de relación y a nivel emocional, les genera miedo a todas las nuevas experiencias que se les plantea.
Nosotros hemos hecho frente a nuestro miedo y le hemos hecho a nuestra medida, para que sea más fácil combatirlo. Nos han quedado preciosos, tan bonitos que ya no nos dan miedo. Tan geniales que son nuestros porque representan una parte de nosotros. Y tan solidarios que nos han ayudado a no tener miedo de algunas cosas... Poco a poco iremos quitando otros miedos que tenemos al lado, aunque cada vez les miramos más de frente y es más fácil dejar de escuchar su ruido y comenzar a escuchar su voz, que lo que nos dice es simplemente aquello a lo que tenemos que mirar con los ojos del alma.






sábado, 4 de noviembre de 2017

La familia y la casa. Documento PDF


Hoy hago esta entrada para compartir un material que he elaborado. Es para alumnos con dificultades de aprendizaje y que no pueden seguir los "dichosos libros" que el resto de compañeros llevan.

En muchas ocasiones he agradecido todo el material que hay colgado por las redes sociales y que cantidad de profesionales comparten con la única finalidad de facilitar el trabajo a otros. 

En esta ocasión no encontré nada que se adaptara a lo que mis alumnos necesitaban y por ello he decidido crearlo yo, totalmente adaptado a ellos.

Es la primera vez que lo hago y sé que no es maravilloso pero quiero colgarlo por si alguien lo necesita.

Está hecho para alumnos TEA, y es el tema de sociales relacionado con la familia y la casa. Aunque está mucho más centrado en la parte de la casa, porque como decía está muy adaptado a las necesidades de mis alumnos.

Espero que sea de utilidad y aquí dejamos el documento para quien lo quiera descargar.

Gracias a mis alumnos que me exigen cada día un poquito más.

                                              Los pictogramas est sacados de la página http://www.arasaac.org/ 




viernes, 27 de octubre de 2017

NO NOS GUSTAN LAS PALABRAS QUE NOS HACEN DAÑO

Hemos hecho una actividad "mágica, muy mágica..." 
Comenzamos leyendo el cuento de "Topito Terremoto", un cuento que habla de lo difícil que es la inclusión y lo fácil que es poner etiquetas.
Llegamos a la conclusión que a todos, y todos es todos, nos ponen etiquetas en algún momento de nuestras vidas. En alguna ocasión hemos oído palabras que lejos de pasarnos desapercibidas o no darles importancia, nos han marcado tanto que las recordamos perfectamente. Y no sólo recordamos la palabra, sino también el momento en el que se dijo, cómo se dijo y quién nos la dijo. 
También esto crea escuela y muchas veces las usamos igual y en el mismo contesto que las usaron con nosotros.
Hemos querido acabar con esas palabras que nos etiquetan y para ello hicimos una actividad preciosa. Tras leer el cuento de Anna Llenas, nos dividimos en grupos y escribimos palabras que nos gustan que nos digan y que no nos gustan oir, aunque nos las digan y se graben en el alma. Después las decoramos y las recortamos. Las fuimos leyendo, algunas irrepetibles de lo feas que eran y las fuimos metiendo en dos bolsas. 
Las palabras bonitas, al final las sacaríamos y las pondríamos cerquita del aula para no perder de vista lo que sí somos. 
Las palabras feas las echamos en una bolsa, que posteriormente enterraríamos en el arenero del cole con la intención de que la tierra las absorba y no volvamos a escucharlas nunca más. Esto lo acompañamos de un conjuro, para que todas esas etiquetas dejen de ser una imagen ficticia de lo que en realidad somos. 
Para terminar contamos otro cuento, "La coleccionista de palabras", de palabras bellas y preciosas que a veces olvidamos decir y por lo tanto olvidamos enseñar.

                 





Imagen de solohijos.com                   

martes, 10 de octubre de 2017

La mochila viajera

Tenemos una mochila que viaja como una loca por todas las casas de nuestros alumnos. Yo la mando vacía pero cuando llega de estar unos días con un peque aparece llena de tesoros maravillosos que nos permiten conocer mejor a nuestro compañer@.
De esa mochila hemos visto salir hojas del otoño, y mira tú que es raro porque el otoño como que no termina de llegar. Hemos visto salir coches y motos ¡increíble pero cierto! Cajas llenas de conchas del mar...¡ del mar!, oiga usted si aquí no hay mar, para eso hay que viajar mucho, mucho... Sin que nadie se entere se ha colado un perro en esa mochila, eso sí de peluche y muy , muy lindo... Cuentos y libros con infinitas historias... Hemos visto de todo.
Pero lo mejor es que esa mochila cuando llega al cole es que ayuda a los niñ@s a contar cómo son, qué les gusta hacer, dónde viajan y con quién... Les ayuda a expresar sentimientos y emociones vividas o anheladas.
Verdaderamente la mochila es la ayuda y a la vez la escusa para contar aquello que no hay tiempo de contar en los coles, para dedicar un tiempo a escuchar al compañero y para compartir con los otros lo que tiene uno mismo.
Seguiremos mandando la mochila de viaje por las casas de nuestros alumnos y seguro que de ello salen más historias preciosas.





jueves, 21 de septiembre de 2017

EL MIEDO DEL CAMBIO DE ETAPA

Hablo con amig@s, conocid@s, con mamás, papás y maestr@s, preocupados por cómo se produce el paso de una etapa a otra, de infantil a primaria.
A mi me coge por los dos bandos, soy maestra en 1° de primaria y mamá de una peque que ha pasado a 1° de primaria.
Teniendo esto en cuenta me planteo lo siguiente... ¿es suficiente un verano para que un niño de 5 ó 6 años, dependiendo de cuando los cumpla, haya adquirido las destrezas, habilidades y demás requisitos que le permitan estar en una mesa sentado durante cinco horas trabajando como un alumno de 6°?.... Que por cierto tampoco me parece lo más idóneo...
En mi opinión hay que cuidar mucho el momento del paso de una etapa a otra, aunque esto es extensible al cambio de curso por niveles antiguos, de 2° a 3° y de 4° a 5°.
Considero esencial conocer a los alumnos antes de verlos, es decir, reunirse con sus maestras del curso anterior y escuchar todo lo que nos tengan que decir de cada uno de ellos. Nos debemos interesar por cómo son, qué necesitan, si están viviendo una situación difícil en casa, cómo se relacionan en el centro con los adultos y con los compañeros, si tienen miedos... Y también, para los más preocupados por el tema curricular, nos interesamos sobre qué nivel de competencia tienen y más importante cómo facilitarles elproceso de aprender. En esta reunión por favor evitemos ETIQUETAR, somos maestros y muy dados a ello. Poner una etiqueta es poner una marca, es como un tatuaje, solo se quita con láser..., y a veces ni eso.
También es interesante saber de las familias, su disponibilidad, su manera de concebir la educación, su implicación en el cole.
Muchos maestros pasan por los coles de manera esporádica y a veces la comunicación es difícil, pero siempre hay algún documento que recoge cómo son los chavales con los que vamos a compartir el curso.
Y por supuesto y para cerrar esta reunión debemos saber cómo las maestras de infantil han trabajado con los niños, qué metodología han usado, qué materiales, las rutinas que han llevado a cabo, etc. Las maestras de infantil son maestras amorosas, de abrazos y achuchones, de espachurrar mofletes..., eso no se debe perder...Yo llegué a primaria desde infantil y me encantan los abrazos colectivos, los besos robados y las miradas de complicidad que se generan por el entendimiento en el proceso de enseñar y aprender.
Después de esta reunión esencial debe comenzar la preparación de la clase.
Obviamente vamos a empezar a trabajar como en infantil y poco a poco, sin prisa iremos cambiando hábitos, rutinas y actividades que nos permitan avanzar hacia otras prácticas educativas  más propias de la etapa de primaria. 
Si en infantil se hacen asambleas nosotros también, pero oiga, que en mi opinión las asambleas deberían hacerse en todos los cursos... 
Si en infantil hay rincones, en primaria también, y en este caso las propuestas serán distintas, pero rincones hay..., nosotros tenemos una cocinita maravillosa donde se hacen unos guisos estupendos, un rincón de plástica donde los artistas despliegan su creatividad, la biblioteca para leer, escribir y hacer juegos de lengua, el rincón de juegos de mesa y la estrella de la corona, el rincón de informática..., no es mala la selección, ¿verdad?
Trabajamos con grupos pequeños, es más fácil considerando la cantidad de niveles que tenemos en clase. Progresivamente iremos evolucionando hasta poder realizar todos actividades en gran grupo..., pero recordemos que estamos al principio de curso.
Proponemos tareas breves, que permitan cambiar de actividad constantemente, para evitar caer en el aburrimiento y el desgaste. El desarrollo evolutivo de los niños a estas edades hace que tengan periodos de atención poco prolongados. A medida que avance el curso se irán haciendo más largos.
Y siempre buscaremos la manera de hacer que los niños vengan felices al cole. Está demostrado que un niño que viene al cole contento tiene más posibilidades de éxito que un peque que llega triste al aula, independientemente de su capacidad intelectual.
Por último es esencial dirigirnos a las familias. Como madre me da seguridad saber que los maestros de mis hijas las van a enseñar los contenidos que el currículo dice, pero siempre de manera amorosa, que van a cubrir sus necesidades educativas y afectivas, que van a enseñar con autoridad pero sin autoritarismo y que el referente de mis hijas en la escuela es su tutor/a. 
A los padres de mis alumnos les intento transmitir esa tranquilidad. Sé que cada padre y madre deja en cada centro escolar lo mejor que tienen, lo que más quieren. Lo dejan en nuestras manos y confían en nosotros para llevar a cabo el proceso educativo, en el más amplio sentido de la palabra. Los maestros debemos tomar y no juzgar a las familias, sean como sean, para nuestros alumnos son las mejores. Esencial también, es que la familia confíe en la escuela y mire con buenos ojos al maestro, si esto es así el alumn@ aprenderá eso de sus padres y mirará con buenos ojos al colegio y a sus profesores.
El curso está en marcha, pongamos lo mejor de nosotros al servicio de las familias, los alumnos y la escuela.




sábado, 9 de septiembre de 2017

¡EMPEZAMOS!

¡Qué nervios! 
Son las 8:55 de la mañana solo cinco minutos para comenzar un nuevo curso con los alumnos. Una semana preparando cosas, casi no hay tiempo de nada. Empezamos en 1º...¿se adaptarán a mi? ¿y yo a ellos? ¿les gustará la clase? ¿estará organizada de manera que no les sea muy duro el paso a primaria?...
Las 9:00 en punto. Allí estamos en la zona de filas. Ellos, sus familias, sus tutoras de infantil, Antonio el director del centro, mi compañera Laura (tutora de la otra clase) y yo. Hacen filas, igual que en infantil. Nos miran y les miramos. Nos sonreímos. Se protegen entre sus mamás, papás, abuelos y abuelas, tíos y tías..., también entre las que fueron sus maestras en la primera etapa del cole... Se despiden de sus acompañantes y entramos al cole con sus tutoras de años atrás y las nuevas. Patricia, una de las profes de infantil les explica que vamos a nombrarlos y vamos a decirles cuál es su clase nueva y su tutora. Nos miran con ojos grandes, sin decir nada, con expectación pero sin expectativas.
Una vez ubicados en las nuevas aulas empezamos una asamblea. Se sonríen y se dicen cosas al oído porque ven  que tenemos un rincón de casita, de plástica, de juegos de mesa, de biblioteca y de informática."¡Pues se parece un poco a infantil esta primaria!"

En la asamblea me presento con una mochila en la que he metido cositas que me gustan. Llevo un cuento para leer, chocolate, unos pendientes, una cámara de fotos y un regalo de mis hijas para comenzar el cole con "buena suerte". Les cuento que esa mochila va a ser viajera, que irá a la casa de cada uno de ellos y que vendrá cargada de sus cositas, cositas de sus casas que queremos que compartan con todos y que si lo desean nos tendrán que contar qué son, por qué las han elegido... A todos les gusta la propuesta.

Después hacemos un juego. Les cuento que queremos hacer margaritas y que cada uno deberá elegir un pétalo de un color para montarlas. Cada uno elige en silencio y luego nos van contando por qué han elegido ese color. Salen frases tan lindas como: "el azul es el preferido de mi hermano" o "me recuerda a mi papá"...Les ponemos nuestro nombre y quedamos pendientes de montarlas.
Y así nos vamos a los rincones, ahora toca que cada uno esté a su aire.

Así llegamos al recreo...¡grandísimo este patio en comparación con infantil!, pero no necesitan a nadie, se desenvuelven de maravilla. Sus profes de infantil ya se encargaron de salir en el último trimestre del curso a ratitos allí y lo tienen controlado.
Volvemos del patio y¡ qué lío para la fila...! Subimos a clase y juego nuevo. Nos damos las manos y hacemos un corro tenemos que pasar por un aro todos y cada uno de nosotros. Les gusta mucho y piden que lo repitamos. Acordamos tener el aro en clase para cuando "estemos nerviosos y necesitemos relajarnos y concentrarnos" hacer el juego.
Y después un poquito más de juego...
Así hemos pasado el primer día en 1º de primaria.
Gracias chic@s por hacerlo tan bonito y ponerlo tan fácil.


BIENVENIDOS AL COLE









martes, 25 de julio de 2017

Inicio de camino

Buenos días!!!
Os cuento un inicio de camino que voy a emprender con tres amigas más. Mi amiga Marina y yo queríamos hacer un proyecto para prevenir el acoso escolar desde la mirada sistémica. Pero teníamos que formarnos antes en mediación y no encontrábamos nada que se adaptara a lo que queríamos.
Hasta que descubrimos las prácticas restaurativas de la mano de Luciana Cataldi. Pues esta argentina vendrá el 11 de noviembre a uno de los centros más versátiles del sur de Madrid. Este centro está dirigido por mi amiga Mines y su socia Patri, dos emprendedoras con muchas ganas de hacer que las cosas se miren desde otra perspectiva.
Os paso la información.
Es un primer paso muy importante para nosotras.
Muchas gracias a tod@s 😘
https://www.facebook.com/Maharloka/ https://maharloka.es/practicas-restaurativas/ https://twitter.com/maharloka

domingo, 4 de junio de 2017

LAS COMAS EN LENGUA

Las clases de lengua son geniales porque son las que por ley está permitido hablar, escuchar, expresar y todos aquellos verbos que nos permiten mostrarnos como somos.  Es esa clase en la que cumplo con la ley, tal y como dice..., en otras igual no, pero en esta sí que sí.
Muchos maestros, y con mucha razón dicen que no tienen tiempo de dar el temario. Pero a veces dar el temario no significa terminar los temas del libro.
¿Cuánto de importante es la asignatura de lengua?..., pues mucho, muy importante. La lengua es muy importante sí.
 ¿Y cuánto de importante es la expresión escrita?... Pues tremendamente importante porque es donde plasmamos nuestros pensamientos. Totalmente cierto.
¿Y una parte del lenguaje escrito trabaja los signos de puntuación? Sí, así es. Pues nosotros trabajamos la coma..., como dice la LOMCE, como dicen las concrecciones curriculares, como necesario que es..., pero se nos olvidó trabajarlo con el libro..., que también está bien.
 Pero claro comenzamos hablando, una cosa llevó a la otra y terminamos poniendo comas en un maravilloso texto que dice cómo son los niñ@s de la clase de 2ºB. Yo escribía y 25 voces me decían cómo tenía que hacerlo, me lo pase genial.
¡Ah y por cierto!, también vimos que al final de la lista que hicimos  podemos poner Y o E, dependiendo de la letra por la que empiece el último elemento de la lista, ahí es nada.

La clase de lengua estuvo fenomenal, pero a mi lo que más me enseñó es su trasfondo. ¿Cómo se ven los niñ@s de mi clase? ¿Qué imagen tienen de ellos mismos? Todo lo que dijeron fue argumentado y decían cosas tan bonitas como: "... hay cosas que no podemos poner porque es de uno solo, y nosotros ahora somos un grupo. Tenemos que poner cosas que seamos todos o casi todos"
Bello, bello, bello.


jueves, 1 de junio de 2017

MÁS MATES

Las matemáticas se han convertido en una de esas asignaturas que pensé que jamás iba a tener simpatía por ella, pero buscando maneras diferentes de mostrárselas a los alumnos estoy comenzando a descubrirlas por mi misma como algo interesante y divertido. Me gustan las mates.

Nuestro último "invento" que ya estaba inventado, lo encontré en facebook. Me da rabia no recordar de quién era, pues llegó a mi a través de múltiples rebotes al "me gusta". Si recupero el artículo recuperaré este post para darle nombre a quién lo "creó".

Nos disponíamos a trabajar los kilos y los litros, sí, sí, sí..., otra vez, igual que en primero y como volverán a hacer en los restantes cursos de primaria...

Como siempre intentamos hacerlos manipulativamente y de manera que sea fácil de comprender, pero no encontrábamos nada que se adecuara a nuestros alumnos hasta que vimos esto...




Creamos este material en clase en pequeños grupos usando los desdobles de mates. Todos juntos creamos nuestro material y después pusimos en práctica que 1kg = 2 1/2 kg = 4 1/4 kg.
Lo utilizamos para diversas actividades, primero propuestas orales y luego,para cubrir expediente, hicimos los ejercicios del libro. Todo de manera manipulativa y en grupo, pues para formar tres kg necesitaban ser tres compañeros en un grupo.



miércoles, 10 de mayo de 2017

MERMELADA DE FELICIDAD



Las clases con amor dan mucho de sí... En esta ocasión nos acompañó un cuento con el mismo nombre de esta entrada. En él, Zulma, una niña, va de excursión con sus padres y van a hacer mermelada de felicidad. Sólo tienen que estar muy atentos a lo que ven, oyen, saborean, tocan y huelen. Y el final del cuento termina como terminó el final del cuento de las clases de 2º... Haciendo mermelada de felicidad.

Repartimos a los peques trozos de folios de colores. En ellos tenían que escribir que les gustaba ver,oler, tocar... Y cómo se sentían. Las frases comenzaban con ..."me encanta..." "me gusta..." "me chifla"... Poco a poco e indagando en aquello que les gusta salieron cosas tan bonitas como que les gusta oler la comida de mamá. Y también frases tan simples y difíciles de alcanzar como que les gusta sentir los sentidos... Es MARAVILLOSO.

Respecto al cuento es precioso y lo recomiendo encarecidamente, pero es necesario cuestionarnos sobre qué es aquello que nos hace felices, a nosotros y a nuestros alumnos e hijos.

El cuento habla sobre una excursión al campo y la felicidad consiste en vivir esa experiencia con todos los sentidos al 100%, disfrutando de las personas con las que se está en ese momento... Es muy difícil estar para los demás en esta sociedad actual, no hay tiempo, pasamos muchas horas en el trabajo (a todos nos gustaría tener un mejor horario), el trabajo en casa a veces nos sobrepasa (yo en este aspecto no llego), los deberes y estudios de los niños nos ocupan gran parte de las tardes... Todo esto es cierto, pero la calidad del poco tiempo que dedicamos a nuestros pequeños es esencial.

Hay momento mágicos; el cuento de las buenas noches, las cosquillas mientras les ponemos el pijama, las conversaciones mientras vamos en el coche,... Cualquier momento es una oportunidad para estar para los otros y obtener los ingredientes que nos permitan fabricar nuestra mermelada de felicidad.

En las asambleas que hacemos en clase todos quieren contar lo que han hecho y siempre cuentan sobre su familia, qué han hecho con papá y mamá, con los hermanos, los abuelos ¡qué importantes son los abuelos!... Somos seres sociables, necesitamos de los otros, somos una tribu y así pues es como nos criamos. No hay videojuegos, series de televisión, móviles ni cualquier otra tecnología que sea capaz de sustituir a la TRIBU.





lunes, 1 de mayo de 2017

ESCUCHAR CON EL ALMA

Hace poco leí un artículo que se titulaba "Aprender a escuchar, aprender a hablar". Trataba sobre el desarrollo del lenguaje oral y la necesidad de que este se dé para comunicarnos con los otros. Paralelamente viví una situación en el aula que me hizo plantearme la importancia de "APRENDER A ESCUCHAR CON EL ALMA, PARA PERMITIR QUE OTROS EXPRESEN LO QUE SIENTE SU CORAZÓN", sin necesidad del lenguaje oral.
En valores contamos un cuento maravilloso: "De qué color es un beso" Estamos en 2º pero nos encanta eso de contarnos cuentos, esa tradición maravillosa que con el tiempo se convierte en "una pérdida de tiempo" para algunos, en un "no tenemos tiempo" para otros y en un "tiempo bien empleado" para los "raritos". En este grupo estamos yo y mi compi de nivel y amiga Laura.
Después de contar el cuento y comentarlo les pasamos a los peques una propuesta. Debían colorear tres besos del color que quisieran  y explicar por qué habían elegido esos colores y  a quién les gusta besar.
A partir de aquí se movió todo un mundo de sentimientos y emociones que trabajamos durante días. Contaré  un pequeño ejemplo de uno de mis chicos. Es un peque que ya tiene 8 años, con una madurez impropia de su edad, serio y con una sonrisa de medio lado capaz de conquistar a cualquiera. Enfadado con el mundo por tener que abandonar su país junto a su familia, para que sus padres puedan darle un futuro mejor. Nadie imagina la de veces que el muchacho nombra, evoca y se emociona recordando lo que ha dejado al otro lado del Atlántico. Gran estudiante y con una responsabilidad inusual para un niño de su edad. Y todo esto acompañado de una mirada melancólica.
Tras contar el cuento él coloreó los besos de esta manera...

Los colores que utilizó fueron el negro, azul oscuro y otro beso le coloreó de azul, amarillo y rojo. En este último la explicación es muy clara, pintó ese beso de los colores de la bandera de su país. Detrás de los otros dos besos aparte de su color favorito (azul) y el negro, por el cual no da ninguna explicación, veo la imagen de "mi pequeño" con una  marcada tristeza y mucho miedo a lo desconocido y desconfianza a todo lo nuevo. 
Con todo ello decidí traer a su país, al lugar de dónde él viene a clase y buscamos su país en internet, todos vimos lo lejos que estaba, nada más y nada menos que al otro lado del Atlántico... Otros compañeros también dijeron que sus padres o ellos habían nacido allí, ¡ahhh! ¡pues somos varios los que hemos cruzado el océano! Después imprimimos su país y lo colocamos en su mesa..., ahora hemos hecho presente y consciente su necesidad y todos sabemos lo que él necesita, que reconozcamos sus orígenes. 
Así recortamos el mapa de su país y lo pegamos en su mesa....


Después comenzamos a ver de dónde éramos todos y cuáles eran nuestros orígenes. Venimos de distintos lugares, muy lejanos entre sí y todos nos hemos ido ubicando en el mapa. Pero que casualidad que la vida y el destino nos han juntado y han hecho que nos conozcamos todos y estemos juntos en Leganés. "En nuestro cole". "Podía haber sido en otro sitio, pero el destino ha querido que fuese aquí"..., por algo será.





Para completar todo esto vamos a colorear las banderas de los países de origen de los peques de la clase, las vamos a colgar y vamos a tener muy presente de dónde venimos, porque son nuestras raíces.

sábado, 22 de abril de 2017

¿QUÉ NECESITAS?



Comenzamos trimestre con muchas ganas de hacer cosas para los alumnos y para ello lo mejor es preguntarles ¿qué necesitan?

Llegué el viernes a la clase de 6º, donde sabéis que doy CC.NN. Les explico que antes de empezar a dar clase vamos a hacer una dinámica. Consiste en tomar un folio y responder con una palabra, y solo una, la siguiente pregunta: ¿QUÉ CREÉIS QUE NECESITAN VUESTROS COMPAÑEROS DE CLASE?

Cada uno empieza a escribir lo que cree que necesitan los otros. Después recopilamos la información y en cada hoja aparece su respuesta y su nombre.

Vamos cogiendo uno a uno y nombrando lo que necesitan ahí va la lista:

TRANQUILIZARSE, PENSAR, CALLARSE, SORPRESAS, AMISTAD (3), SONRISAS, COMPAÑERISMO, RESPETO (5), EDUCACIÓN, CONFIANZA (2), ESTUDIAR, OPTIMISMO, DISCIPLINA y OPORTUNIDADES.

Hacemos un diagrama de barras para que vean qué es lo más necesario y aquí llega la sorpresa, lo que han escrito no es lo que necesitan sus compañeros es lo que realmente necesitan CADA UNO DE ELLOS. Todos se ven reflejados en sus necesidades. Como maestra ahora sé que necesita la clase, esencialmente hacer grupo,(amigos) adquirir confianza y por supuesto respeto.

El trabajo en ciencias lo enfocaremos desde estas peticiones que sin querer se han hecho evidentes.




Esta dinámica es de dos autores mexicanos maravillosos: ANGIE MALPICA y FERNANDO CAÑIZALES, gracias por vuestra generosidad.


















martes, 28 de marzo de 2017

DÉJAME HACERLO Y LO APRENDERÉ.

Como somos muy escépticos hemos decidido comprobar por  nosotros mismos todo lo que aprendemos, no nos fiamos de nadie, así que contenido que trabajamos en ciencias naturales contenido que tenemos que constatar mediante la experimentación... A este paso creamos un huerto vertical en clase.

Vimos el ciclo del agua. Para comprobar cómo era cogimos bolsas zip, dibujamos un paisaje con un mar, nubes y sol. Las llenamos de agua y le echamos al agua colorante. Las colgamos en las ventanas de clase y debajo de la calefacción. Comprobamos cómo el agua se evaporaba, se formaban grupos de gotitas de agua (nubes) y cuando había muchas al golpear un poquito la bolsa con los dedos el agua caía como si fuera lluvia. Así comprobamos que el ciclo del agua es un ciclo cerrado.






También plantamos lentejas, de esta manera pudimos ver las distinta partes de una planta: las semillas, la raíz, el tallo y las hojas. Comenzamos plantando en un vaso transparente para ver cómo aparecían las distintas partes de la planta. Usamos algodón y agua. Cuando empezaron a crecer les añadimos abono y por último tenemos que transplantarlas al huerto del colegio. Que con las nevadas primaverales no hemos podido.







Otro de nuestros experimentos era comprobar cómo el agua que absorbe una planta llega a todas sus partes a través del tallo. Para ello cogimos unos claveles blancos y los metimos en una botella con agua a la que echamos colorante azul. Con el paso de los días los claveles comenzaron a ponerse azules. En las fotos se percibe poquito pero prometemos que así ha sido.



Y para terminar y con este experimento todavía seguimos... Metimos un poto en una caja de zapatos con cartones colocados de tal manera que hicieran un laberinto dentro de la caja. La cerramos muy bien para que no le entrara luz, y le hicimos un agujero arriba del todo. Le echamos agua al poto y planteamos hipótesis de qué sucedería. Ninguno dio con la respuesta correcta (suponemos que el poto buscará el camino para llegar a la luz), pero hasta el momento tampoco se han cumplido ninguna de las profecías de los chavales...Habrá que esperar si nuestra plantita ve la luz..., o no.

Teniendo en cuenta esto ¿qué pensáis que hacen los niños cuando llega la hora de naturales? Pues están expectantes ante lo que vamos a dar, porque hay muchas maneras de alcanzar el conocimiento. Me quedo con dos frases. La primera de un peque de mi clase, la segunda de Confucio. 


"Hacemos lo que viene en el libro pero con nuestras manos. Ellos dibujan y nosotros lo hacemos de verdad"                                                






miércoles, 15 de marzo de 2017

EDUCACIÓN SEXUAL EN 6º

Doy Ciencias Naturales en 6º de primaria. Un grupo de chavales difíciles por las circunstancias que les rodean y por el momento evolutivo que viven, hormonas revolucionadas, edad tonta en la que siguen siendo niños pero se sienten mayores y donde podemos aplicar la frase de "HORMONA MATA NEURONA". 

También es un grupo que necesita ser escuchado, necesita que le pongamos límites con autoridad, firmeza y afecto. Necesitan que les hablemos claro, que resolvamos sus dudas ante temas que muchas veces nos resultan complejos de abordar en la familia, porque supone aceptar que nuestros hijos van a iniciarse en un nuevo aspecto de su vida..., ahora me pregunto yo ¿no es mejor acompañarles que ignorarles?

Estamos viendo el tema de los aparatos reproductores femenino y masculino. Antes de comenzar el tema hicimos una asamblea, sí, sí, como en infantil. Me negué a dar un tema en el que continuamente el nombre de cada órgano o el tratamiento de lo que conlleva la reproducción sexual fuera objeto de diversión, risotadas o burlas. Les dije lo que íbamos a ver y que en consecuencia estaba dispuesta a contestar todas sus dudas acerca del tema pero con condiciones, entre ellas respeto hacia los demás y hacia sí mismos, utilizar el vocabulario adecuado y si en algún momento se sentían violentos por algo que se estaba diciendo me lo hicieran saber.

Esa asamblea resultó muy importante para todos, no solo por las respuesta a sus dudas, sino porque se estableció una relación más cercana entre ellos y yo. Tanto es así que ahora en el patio he notado que vienen a contarme cosas, o a estar simplemente conmigo. Me alaga.

Además de esa asamblea y una vez comenzado el tema les conté un cuento, sí, sí un cuento, parece mentira ¿eh? Pues escucharon con toda su atención y aunque hubo cosas que no llegaron a entender tirando del hilo alguno dio en el clavo, con eso es suficiente.

Ahora seguimos con el tema adelante, dando contenidos, resolviendo dudas, trabajando sobre ello. Pero hay algo esencial y  es fomentar la confianza con los niños en las familias. Que los padres estén receptivos hacia preguntas que a todos nos hubieran gustado que nos resolvieran cuando teníamos su edad. Los tiempos cambian pues cambiemos con ellos.